Existen diferentes tipos de lavabos, en función del modelo. Elige el que más te guste visualmente y el que se adapte a la forma de tu baño y a las tomas de agua:

1. Para muebles. Aquellos que requieren de una encimera. A este tipo pertenecen los siguientes modelos de lavabos:

Encastrado: son los que se colocan por debajo de la encimera, quedando empotrados (puede quedar el borde del lavabo a la vista o quedar totalmente encajado en la encimera). Este tipo de lavabos permite que la encimera sea la que cobre el protagonismo estético del baño, aunque condiciona el hueco que se debe hacer en la encimera.

De sobreponer: son lavabos que se apoyan directamente en la encimera del mueble del baño, de modo que sobresale del conjunto. Son muy decorativos y permite elegir una encimera pensando más en la estética. Para este tipo de lavabos se recomienda la colocación de grifos de caño alto.

Integral: son aquellos modelos en los que la encimera ya lleva el lavabo integrado.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted