PUERTAS EMPOTRADAS EN ESTRUCTURAS DE ALUMINIO.

La principal ventaja de una puerta corredera es conocida por todos: ahorra espacio. Por eso son la solución ideal para pequeños apartamentos o habitaciones poco extensas, que no pueden perder ni un centímetro cuadrado.
 Las puertas correderas son además mucho más discretas, ya que, en especial si son empotradas, desaparecen cuando estas permanecen abiertas.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted